viernes, 30 de octubre de 1987

TurboGrafx 16/PC-Engine

Reescrito el 11-12-2017.

Mientras que Intenet nos da muchas, muchas, muuuchas razones
para hacerte querer dejar este planeta e ir a otro lado en el que
la humanidad no exista, también posee ciertas cualidades positivas.

Una de esas, es el vasto océano de información de todo tipo
al que puedes acceder con sólo mover tus dedos en un teclado,
algo que, obviamente, puedes aprovechar para aprender cosas
sobre muchos, muchos temas, como los mismos videojuegos.

Esto nos da la posibilidad de enterarnos sobre juegos, o incluso,
consolas enteras que nunca fueron populares o siquiera lanzadas
en la parte del mundo en la que vivas, en un tiempo en el que
la fuente de información general eran revistas y el boca a boca.

Es así como acabé descubriendo muchas cosas sobre esta consola,
pues, en su época, Super Nintendo y Mega Drive eran los únicos
sistemas que tuvieron presencia en medios de información por aquí.

Así que regocijémonos en uno de los pocos aspectos positivos
de la red mientras hablo un poco sobre este pequeño algo llamado
Turbo-Grafx 16 internacionalmente, o PC-Engine en Japón.



Creo que un buen modo de empezar sería hablar de quién la diseñó, ¿No creéis?

Pues, curiosamente, ¡Esta consola fue creada gracias a una colaboración entre dos compañías diferentes!

La primera, NEC, era una importante compañía especializada en ordenadores, con un mayor rol en el mercado japonés, debido a la creación de sistemas como PC-88 y PC-98. Después de ver durante años como Nintendo estaba teniendo tan buen éxito con su Famicom, NEC pensó en entrar en este medio y conseguir un trozo de ese dulce, dulce pastel.

Un momento muy oportuno, pues al mismo tiempo que este interés apareció en la mente de NEC, otra compañía empezaría a tener esa misma idea, llamada Hudson Soft. Y si, me refiero a a esos Hudson Soft, la gente que creó Bomberman y Adventure Island, además de otros tantos títulos. Intentaron hacer diferentes tratos con Nintendo, como mostrarles un nuevo formato de "cartucho", para almacenar datos, allá cuando Casa de Mario estaba diseñando la Famicom Disk System.

Debido a que NEC no tenía experiencia en consolas, y Hudson Soft no era lo suficientemente grande para hacer una ellos solos, la alianza pareció ser muy atractiva y lógica para ambos, y acabaron decidiendo trabajar juntos para traer una nueva consola a este mundo.


Esta es la japonesa PC-Engine. La encuentro bastante más bonita que la versión americana,
pero por supuesto, era de esperar que la cambiaran para hacerla más atractiva para el público americano.
Somos afortunados de que este chisme no terminada con acabado de madera...

El sistema tenía un corazón de 8-Bits con varias mejoras y elementos que veríamos más propios de un sistema de 16-Bits, haciéndolo algo así como un paso intermedio, entre lo que veíamos en NES, y lo que veríamos en Super Nintendo y Mega Drive en el futuro. Con una CPU de 8-Bits, y controladores y codificadores de vídeo de 16-Bits, incluso el sonido acabaría siendo algo entre NES y Mega Drive. Pero en cualquier caso, era una mejora técnica sustancial sobre la Famicom o Master System, consolas que existían por aquella época.



No solo eso, era, y todavía es, la consola hogareña más pequeña producida (no, no cuentan los clones chinos ni las máquinas de emulación baratijas), lo que fue considerado algo muy positivo por aquél entonces. Puñetas, debería ser algo positivo incluso a día de hoy, con unas dimensiones de 14 cm x 14 cm x 3.8 cm, harían falta 8 PC-Engines colocadas en una formación de 2x2 de dos pisos para tomar más o menos el mismo espacio que una PS4 o una Xbox One... Jesús, las consolas de hoy son masivas.

No sería la única cosa que llamaría la atención de los consumidores, el formato en el que venían los juegos también resultaría ser interesante.

Lo que veis a la derecha es una HuCard, y son los "cartuchos" de este sistema. El nombre proviene de la tradición de los japoneses por acortar nombres; al igual que Super Mario es SuMari, Hudson Card pasó a ser HuCard.

Estos pequeñajos eran la evolución de una creación anterior de Hudson, apropiadamente llamada "Bee Cards" (Pues la mascota de Hudson es una abeja). Dichas tarjetas fueron presentadas a Nintendo para su Famicon Disk System, pero acabarían siendo usadas para algunos juegos de MSX.

Más tardes serían rediseñadas y transformadas en el formato principal de PC-Engine. Su tamaño es cercano al de una tarjeta de crédito, ligeramente más gruesas, y podían almacenar hasta un megabyte de información, el cual era el doble de lo que la gran mayoría de cartuchos de NES podía albergar.

En Norteamérica serían renombrados como Turbochips, para ir en conjunto con el cambio de nombre que la consola tendría.







La consola fue lanzada en Japón un 30 de Octubre de 1987, y rápidamente se volvió un éxito en la región, hasta tal punto en el que PC-Engine alcanzó la popularidad de Nintendo, e incluso vendió más consolas que NES en 1988. Esto ocurría mientras Master System se quedaba en un lejano tercer puesto. La consola de NEC y Hudson sería la segunda consola más popular de la cuarta generación, también.

Lo mismo no ocurrió en América o Europa... Ni de cerca, vamos.

Veréis, mientras que en Japón fue lanzada mientras que NES y Master System todavía eran consolas actuales, Sega aumentaría el ritmo y crearía Mega Drive, y la comercializarían en los Estados Unidos antes que NEC hiciera lo mismo con PC-Engine. De hecho, Mega Drive saldría medio mes antes que la consola de NEC.

Para el lanzamiento internacional, el sistema sería rediseñado, renombrado, y recibiría una nueva campaña de marketing. Se volvió en TurboGrafx 16, con la intención de acentuar las capacidades de 16-Bits en comparación con el sistema más vendido allí, NES, algo que no funcionaría ni la mitad de bien cuando Sega y su Mega Drive ya lo estaban haciendo, llegó antes, y había dado comienzo a la cuarta generación en esa región, por lo que la competición de TurboGrafx 16 ya no era NES, era Mega Drive.

Aunque al principio vendería suficiente en los Estados Unidos, las ventas empezarían a caer a medida que pasaba el tiempo, y cuando Nintendo llegó con su nueva Super Nintendo, la atención e interés en NEC y su sistema bajaron enormemente para dar lugar a la estúpida, estúpida "guerra de los 16-Bits", hasta el punto en el que en 1994, decidieron darle carpetazo al sistema en esa región y terminaron el soporte en esa consola, para volverse a enfocar en Japón. Muy triste, la verdad.

Al menos nos dejaron estos anuncios super pastelosos-cheesy...

Espera, así que te hacen pagar 50 puñeteros dólares por Kid Courage, el que es... Un juego aburrido,
¿Pero te regalan Bonk's Revenge, uno de los mejores juegos de la consola? ¿...En serio?

¡Afortunadamente, los años que el sistema se pasó vivo fuera de Japón sirvieron para traer un buen montón de juegos! Curiosamente, si miras el catálogo de TG-16 / PC-Engine, te darás cuenta (si es que conoces el otro también), que hay cierta similitud entre este y el de Mega Drive, con ambos teniendo una gran cantidad de Shoot'em Ups y juegos arcade, aunque, no eran necesariamente los mismos juegos; por lo que, solo es una similitud de géneros populares, y no una demasiado grande, pues la consola ofrecía bastante juegos únicos comparados la máquina de Sega, y tenía otros géneros a montones, como juegos de Puzzle.

¡Bastantes cosas chulas aquí!
Por su baja popularidad, unido a que no fue vendido en muchos territorios, el catálogo de esta consola es uno de esos que la vasta mayoría no conocen, lo que también significa que tiene muchas sorpresas y es muy interesante de explorar para ver que joyas posee.

Algo interesante que esta consola posee en comparación con las otras dos de su generación es que hay muy poco Slowdown o Flickering, algo que probablemente puedas ver en los otros sistemas, más aún cuando ciertos usaban sprites enormes (Como por ejemplo, Coryoon - Child of Dragon, ese juego de la esquina inferior derecha con el estilo manga de los 80) lo que es un tanto irónico y sorprendente cuando TG-16 / PC-Engine es la menos potente que su competencia.

No solo eso, si no que por alguna razón, muchos de los juegos hacían un mejor uso de la paleta disponible en la consola en comparación con Mega Drive, en la cual podrías encontrar bastante a menudo juego con selecciones de colores pobres (buena parte de las veces a causa de hacer ports con pocas ganas).

Otra cosa que hizo mejor que la consola de Sega fue darle un mejor uso a su periférico para leer CDs, no sólo adelantándose a Sega por años, lo cual ya es bastante, si no porque también evitó la horrible cantidad de juegos penosos FMV que inundarán la pobre Sega CD.

De hecho, este accesorio, llamado Turbo CD fuera de Japón, merece bastante la pena, pues hubo muchos juegos lanzados en formato CD, que expandieron la moderada cantidad de juegos en HuCard que salieron de Japón. Es más, es digna de elogio solo por la música que muchos de sus juegos traían.

Encuentro la temprana música de juegos en CD sorprendente, con todo ese glam rock y jazz...

Este periférico era incluso de región libre, al contrario que el sistema base, por lo que podías importar juegos de otros lados y disfrutarlos, y era incluso menos caro que la Sega CD, con un valor de 400 dólares en comparación con los 300 que valían un Turbo CD (También lo digo en la introducción de Mega Drive, pero los lectores de CD eran absurdamente caros de narices por aquél entonces).

Otra de las cosas curiosas sobre el sistema es su mando. Si bien es mayormente igual que el de NES, con pequeños cambios de diseño, también trae dos "Turbo Switches", dos pequeñas palancas que hacen lo que imaginas que hacen, pero en fin, supongo que hace falta explicarlo: estas palancas permitían hacer que los dos botones normales (aquí llamados I y II en vez de A y B) imitaran pulsaciones rápidas, algo que otros mandos que venían con sus respectivas consolas no tenían, y normalmente venían con mandos no oficiales para hacer trampas.

Algunos manuales incluso te dirían que los usases, y lo llamaban hasta una "estrategia". Claro, claro...

Así en general, TurboGrafx 16 / PC-Engine es un chisme la mar de curioso, uno que no sabría que existía hasta que se anunció algo llamado "Consola Virtual" para Nintendo Wii, y que ofrecería juegos de un cacharro llamado "TurboGrafx 16", ocurrencia que me haría ir a buscar información sobre ello, y que me haría apreciar esta consola y verla como un buen añadido a las otras máquinas de 16-Bits, incluso si hay cierta similitud entre esta consola y Mega Drive.

Aunque dejadme decir, que, incluso con esa similitud, los tres sistemas ofrecen catálogos con títulos diferentes, haciendo cada una de ellas merecedoras de ser conocidas y disfrutadas, y eso para mi es algo que celebrar.
Así que...


¡BAILEMOS COMO SI FUERA UN ANUNCIO DE TURBOGRAFX 16!

Fuck yeah, white people! Adoro a estos dos mendrugos,
ojala pudiera bailar tan bien como ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario